RECUPERA TU MOTIVACIÓN PARA ENTRENAR.

No es raro, que en esta temporada tan atípica, deportistas profesionales y aficionados, pasen por fases de desmotivación.

La pandemia, entre otras muchas consecuencias nefastas, nos ha dejado huérfanos de objetivos.

«No sólo no puedo competir y me quedo sin objetivos, si no que también me quedo sin compañeros de aventura.»

Alargar la temporada anterior, en vistas de llegar en buen estado de forma a la próxima, es la decisión lógica de muchos deportistas, pero en ocasiones, no es fácil llevarla a la práctica.

El hecho de no poder disfrutar el deporte en compañía, agrava aún más esta situación. No sólo no puedo competir y me quedo sin objetivos, si no que también me quedo sin compañeros de aventura.

El deporte individual es duro. El deporte de resistencia es muy duro. El deporte de resistencia llevado a cabo de forma totalmente individual, puede ser devastador.

«Los comienzos son duros; los cambios pueden serlo más. Pero más duro es ver como se va apagando la ilusión…»

Para revertir esta situación en la que algunos deportistas han dejado de disfrutar con aquello que tanto les ha dado, es necesario hacer un análisis introspectivo para ver qué nos llevó a hacer deporte y qué sería de nosotros si no hubiéramos tomado ese camino.

«El deporte individual es duro. El deporte de resistencia es muy duro. El deporte de resistencia llevado a cabo de forma totalmente individual, puede ser devastador.»

En ese viaje hacia nuestro interior, no deberíamos dejar de preguntarnos:

  • ¿Qué me enganchó del deporte?
  • ¿Qué valores despertó en mí el deporte?
  • ¿Qué situaciones positivas he vivido gracias al deporte?
  • ¿Qué gente he conocido practicando deporte?
  • ¿Qué éxitos he conseguido en y gracias al deporte?

Además, deberíamos también estudiar hacia dónde nos queremos dirigir y qué opciones podríamos tomar. Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Qué actividad te hace disfrutar más que nada?
  • ¿Qué te gustaría mejorar?
  • ¿Con quién te gustaría compartir esos momentos?
  • ¿Te ves siendo una persona sedentaria? ¿Es eso lo que quieres para ti y el ejemplo que quieres transmitir a los tuyos?

Por último, si has llegado leyendo hasta aquí, es porque estás buscando un cambio y por tanto, no puedes seguir haciendo lo mismo de siempre. Para ello, te dejo algunos consejos:

  • Diseña tu propia motivación. Mira videos de tus deportes favoritos, lee sobre deportistas a los que admiras o sigue a los influencers de esas actividades deportivas que tanto te atraen.
  • Dedica tiempo a tu “entrenamiento interior”. Practica el “mens sana in corpore sano”
  • Prueba toda la variedad de actividades deportivas a tu alcance. Quién sabe, lo mismo te enganchas a algún deporte que jamás hubieras imaginado.
  • Practica deporte en solitario, en pareja, con tu mejor amiga, en grupo… cada quién tiene lo suyo y cada situación puede aportarte cosas nuevas.

Los comienzos son duros; los cambios pueden serlo más. Pero más duro es ver como se va apagando la ilusión…

Sé fuerte! Encuentra tu camino!!!