Triathlon Icon In Colors

¿Coronavirus y deporte? Cambio de objetivos y recomendaciones para una práctica deportiva segura.

Estoy cansado de leer y escuchar sobre «el tema de moda», pero creo que es un ejercicio responsable, como entrenador, dar mi opinión y recomendaciones fundamentadas, sobre el Coronavirus y la práctica deportiva.

A ninguno se nos escapa, que son muchos los eventos deportivos que están siendo cancelados por el temido virus. En España y a nivel internacional, el deporte profesional se postpone o se practica a puerta cerrada, mientras que los eventos deportivos populares se cancelan o se proponen fechas alternativas para un futuro.

«lo normal es perder la motivación para seguir entrenando y hay que buscar la forma de llenar ese vacío» 

Cuando un deportista practica deporte de forma amateur (aún teniendo claro que es un hobbie) invierte mucho tiempo, esfuerzo, ilusión y en ocasiones también dinero, para sacarlo adelante. Por tanto, ver como te cancelan tu objetivo principal de la temporada puede suponer un gran varapalo.

«llegarán tiempos mejores en los que podremos competir cuanto deseemos o como dice mi padre: «que hay más días que ollas» 

En estos momentos, algunos de los deportistas que asesoro, han visto como pruebas que llevábamos preparando mucho tiempo, como Maratón de París o Tokio o infinidad de pruebas locales han sido canceladas y otros esperan expectantes qué pasará con los maratones de Londres, Boston… triatlones Ironman y Media distancia en España… En estos casos, lo normal es perder la motivación para seguir entrenando y hay que buscar la forma de llenar ese vacío, buscando nuevos objetivos, acordes a la situación que vivimos, recordando que llegarán tiempos mejores en los que podremos competir cuanto deseemos o como dice mi padre: «que hay más días que ollas».

«recomendamos deportes como correr, pedalear en bici, nadar en mar, a intensidades medias y bajas y un volumen controlado»

Mientras tanto, dependiendo del nivel de riesgo en el que nos encontremos, según localización, historial clínico, posibilidades del entorno, etc. deberíamos continuar con la actividad física, pero teniendo en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Si no eres profesional del deporte, evita sesiones de carga excesiva, nada de acumular cansancio, ni por muy alta intensidad ni por un volumen desorbitado. En estos casos, se produce un estado transitorio de inmunosupresión, es decir, una disminución o anulación del sistema inmune, por lo que bajan las defensas y es cuando podrías ser más propenso a adquirir cualquier tipo de virus.
  • Deportistas de alto nivel que no pueden cesar en su entrenamiento, deberán espaciar las sesiones de mayor impacto, permitiendo a su organismo recuperarse.
  • Deportistas de espacios cerrados (gimnasio, por ejemplo) donde confluyen más personas usando el mismo material, extremar precauciones de higiene, desinfección y ventilación.
  • En cuanto a natación en piscina, a pesar de que el virus no se propaga por el agua, sí que se conoce que el cloro y demás reactivos químicos que porta, puede producir una mayor irritabilidad e inflamación de mucosas y vías aéreas, haciéndolas más susceptibles a los patógenos.

Además, como norma general, deberíamos elegir deportes al aire libre, sin excesiva afluencia de personas, cuidando las normas básicas de higiene en este caso, y por supuesto, con una gran responsabilidad, evitando contacto con otros si se sospecha o se tienen indicios de contagio.

«si eres deportista… tus posibilidades de aplacar ciertos virus es mayor»

De esta forma, recomendamos deportes como correr, pedalear en bici, nadar en mar, a intensidades medias y bajas y un volumen controlado, que no cause un alto grado de fatiga y mejor en solitario o con poca gente y sin contacto cercano.

Por último, buenas noticias, si eres deportista y gozas de un buen estado de condición física y salud, debes saber que tu sistema inmune es superior al del resto y por tanto, tus posibilidades de aplacar ciertos virus es mayor.

ACTUALIZACIÓN 13/03/2020
En localizaciones como España, donde se ha decretado el estado de alarma y la situación se convierte en crítica, nuestra recomendación en cuanto a actividad física, se limitaría a actividad suave o moderada en casa, con base en resistencia aeróbica y fuerza-resistencia, pudiendo añadir entrenamiento aeróbico de bajo impacto y riesgo de lesión/accidente mínimo (carrera suave o caminata) en entorno cercano y en solitario, siempre que las autoridades así lo permitan.