hiit

Estoy cansado de escuchar expresiones como: “no tengo tiempo para entrenar; hacer deporte; preparar tal prueba…” Sin embargo, todos sabemos que el tiempo es cuestión de prioridades, de qué eres capaz de sacrificar y de cómo seas capaz de organizarte.

            Aún así, es cierto que en muchas ocasiones, aunque sí que dispongamos de ese tiempo, lo que no estamos es dispuestos a dedicarlo al duro entrenamiento de horas y horas de monotonía.

            Tradicionalmente, preparar una prueba de larga resistencia, estaba relacionado con la acumulación de horas de entrenamiento, sin embargo, en los últimos años, han cobrado mayor valor los métodos de entrenamiento con su base en la alta intensidad. Es decir, sesiones de trabajo cortas pero muy intensas, que provocan en el organismo adaptaciones impensables años atrás.

            ¿Estoy a tiempo de preparar esa prueba que tanto me hubiera gustado hacer pero me frenaban las horas necesarias para prepararla con suficientes garantías? Depende de tu nivel de partida, obviamente, pero desde luego, puedes usar unas herramientas para optimizar tu tiempo.

            El Dr Tabata fue el primer investigador en sistematizar el ejercicio de alta intensidad y ha inspirado posteriores métodos de entrenamientos en los que se alterna el ejercicio aeróbico y anaeróbico.

¿En qué consiste su entrenamiento? Es una rutina HIIT (High Intensity Interval Training / Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad) en la que se repiten ocho veces la siguiente secuencia:

  • 20 segundos a máxima intensidad
  • 10 segundos de descanso activo

¿Y con este tipo de entrenamientos tan cortos seré capaz de alcanzar mi reto? Los entrenamientos de alta intensidad provocarán grandes mejoras a nivel fisiológico y serán un gran complemento a los entrenamientos de resistencia aeróbica pura (las tiradas largas de toda la vida), por lo que te podrá venir muy bien de cara a preparar este tipo de pruebas haciendo entrenamientos relativamente cortos entre semana y aprovechando las horas del fin de semana para hacer esos entrenamientos extensivos.

Los entrenamientos de alta intensidad provocarán grandes mejoras a nivel fisiológico y serán un gran complemento a los entrenamientos de resistencia aeróbica pura

También nos vendrán muy bien en periodos invernales donde disponemos de menos horas de luz para entrenar y las condiciones climáticas son más duras (frio, lluvia y nieve) para hacer tiradas largas.

¿Qué ventajas tiene este tipo de entrenamiento? Está claro, minimizas el tiempo necesario para crear mejoras en tu organismo.

Entonces, ¿Por qué no entrena así todo el mundo?

  • Es preferible tener una cierta experiencia previa en el entrenamiento para minimizar el riesgo de lesiones, a pesar de que diferentes estudios muestran este tipo de entrenamiento como apto para personas mayores y personas obesas.
  • Hay que estar preparado para “sufrir” en cada entrenamiento. Entrenar en intervalos cortos lleva consigo darlo todo en cada uno de esos intervalos y por lo tanto hay que estar muy concentrado para no dejarse llevar por los ritmos monótonos…

Si queréis aprender más en cuanto al entrenamiento de Alta Intensidad, os aconsejo leer al reconocido Profesor y Dr. en Fisiología del ejercicio José López Chicharro. http://www.fisiologiadelejercicio.com

Como entrenadores personales, nuestra premisa es adaptarnos al ritmo de vida de cada deportista y por ello debemos saber ofrecerle los estímulos que más le convengan.

Entendemos el HIIT como un método eficaz que puede ayudar a personas con poco tiempo disponible a alcanzar cotas inimaginables.